Los caballetes ADN se fabrican en tubo de hierro de 35 mm acabado en pintura en polvo color negro y ruedas resistentes a agentes químicos que aportan un plus en estabiidad.

Disponibles en dos gamas “Race” & “Track” ideales para realizar tanto tareas de mantenimiento como para su uso en competición.

Se regulan por medio de precisos pernos, y son desmontables para facilitar su almacenaje y transporte.